13 ago. 2012

Estrategias para elevar la motivación en la educación infantil

Para elevar o aumentar la motivación en los niños es necesario que se cumplan primero una serie de elementos necesarios para que el alumno se sienta motivado a aprender y sobre todo a sentirse a gusto aprendiendo.

Primero que nada, el aula debe estar limpia y ordenada, que no se presentan interrupciones por falta de partes fundamentales que un salón de clases debe tener. Segundo, el maestro tiene que ser un individuo cálido y apacible que tenga un grado de pedagogía en su haber y que jamás avergüence a los estudiantes por sus errores. Tercero, las asignaciones o tareas deben representar siempre un reto, pero alcanzable para el nivel del infante, si es demasiado sencillo o difícil, los estudiantes tendrán poca motivación para aprender y se concentraran en terminar más que en el aprendizaje.

Una vez que estén cubiertas estas condiciones básicas, lo demás se resume en unas tres preguntas claves que son:

Puede hacer con éxito lo que se ha asignado? Quiero poseerlo? Que necesito para conseguirlo? Con esto se quiere que el estudiante confíe en sus destrezas para que se acerque a un aprendizaje con entusiasmo y energía. Que el alumno reconozca que hay un valor en las tareas asignadas y que trabaje para aprender en lugar de buscar solo buenas notas o finalizar la tarea asignada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario